Rutina básica de cuidado de piel

Sabemos que la mayoría no tenemos la piel 100% ni grasa ni seca, tenemos más bien una combinación de ambas. Lo importante aquí es considerar hacia donde tiene más tendencia tu piel, ¿tienes más tendencia a la piel grasosa o a la piel seca? A partir de eso buscarás el tipo de producto le servirá mejor a tu piel y así crear tu rutina de cuidado de la piel.

Recuerda que es importante limpiar tu cara cada día, aunque no hayas salido de casa, el polvo, la suciedad del medio ambiente y otros factores, incluso la misma grasa que origina la piel ensucian el rostro.

A continuación encontrarás una guía se pasos básicos de cuidados del rostro para piel seca y grasa, sin embargo ten en mente que esta guía no puede reemplazar una rutina de cuidados especifica para tus necesidades, ni tampoco la recomendación de un profesional.

Piel Seca:

Antes de empezar siempre recuerda tener las manos limpias a la hora de lavar tu rostro.

Limpiar

  1. Desmaquillar: Puedes usar agua miscelar o desmaquillante, si tienes piel madura o sensible es más recomendable usar una leche limpiadora o un mousse.
  2. Limpiar: Lo más aconsejable es usar por cremas o geles limpiadores de calidad para que la limpieza sea eficaz pero gentil y no reseque la piel.
  3. Enjuagar: Idealmente con agua templada para quitar todo los restos del producto limpiador. Evita el agua caliente y el agua fría si tienes piel sensible, ya que podrían dañar tu piel.
  4. Recuerda: A la hora de secar tu rostro, nunca restriegues la cara con la toalla, ya que eso podría ser perjudicial para la piel.

Hidratar

  1. Tonificar: Aplica un tónico facial calmante e hidratante. Puedes aplicarlos directamente con las manos, con efecto rocío o con un algodón y dar pequeños golpecitos en el rostro, así estimularás la circulación sanguínea.
  2. Hidratar: Usa una crema hidratante, puede ser de consistencia densa, con ingredientes activos como vitamina E, vitamina C, péptidos, ácido hialurónico, rosa mosqueta, jojoba, etc.
  3. Contorno de ojos: Aplica contorno de ojos, puede ser en el día y la noche o solo en las noches, especialmente si tienes tendencia a las ojeras, las bolsas en los ojos y/o patas de gallo.

Proteger

  1. Si tienes piel seca puedes buscar un bloqueador solar en crema o spray, preferiblemente en crema, de consistencia densa, con ingredientes hidratantes, por ejemplo la vitamina E , que activa las defensas naturales de la piel. Si tienes piel seca y tendencia a lineas de expresión o arrugas y flacidez, busca también un bloqueador solar con propiedades antiaging (anti-edad).

Piel Grasa

Es muy común que las personas de piel grasa necesiten lavar su rostro más de una ves al día, dependiendo de su producción de sebo y nivel hormonal.

Limpiar

  1. Lavar manos.
  2. Desmaquillar: Puedes usar agua miscelar o desmaquillante, si tienes piel madura o sensible es más recomendable usar una leche limpiadora o un mousse.
  3. Limpiar: Puedes usar jabón, geles limpiadores abrasivos pasivos, que limpien a profundidad pero que no reseque la piel.
  4. Enjuagar: Puedes usar agua tibia para quitar restos de jabón, hazlo con delicadeza, especialmente si tienes piel sensible y luego usa agua fría para terminar de lavar el rostro.
  5. Recuerda: A la hora de secar tu rostro, nunca restriegues la cara con la toalla, ya que eso podría ser perjudicial para la piel.

Hidratar

  1. Tonificar: Aplica un tónico facial calmante y regulador de ph. Puedes aplicarlo directamente con las manos, con efecto rocío o con un algodón.
  2. Hidratar: Usa una crema hidratante, puede ser de consistencia ligera, de rápida absorción con ingredientes que regulen la producción de sebo.
  3. Contorno de ojos: Aplica contorno de ojos, puede ser en el día y la noche o solo en las noches, especialmente si tienes tendencia a las ojeras, las bolsas en los ojos y/o patas de gallo.

Proteger:

  1. Busca un bloqueador solar que sea de rápida absorción, en crema o spray, preferiblemente en spray, pero que sea de ¡consistencia ligera! Debe ser efecto mate o toque en seco, oil-free y no comedogenico.
  2. Si tienes piel grasa y tendencia a arrugas o flacidez, tu bloqueador solar debe tener propiedades de alta hidratación y antiaging (anti-edad).

Las pieles sensibles o sensibilizadas, ya sean secas o grasas, requieren un tipo de bloqueador de sol más especifico. Debe ser libre de talcos, aceites minerales, sulfatos, alcohol, parabenos ni fragancias, este tipo de productos son la protección perfecta para las personas con alergia al sol, un problema que afecta al 20% de la población adulta y que se ve reflejado en irritaciones y quemaduras. Un bloqueador solar especifico para piel sensible debe ser calmante, para evitar o disminuir rojeces o picor. La piel sensible y madura o con tendencia a arrugas, flacidez y lineas de expresión, es una piel muy delicada, su bloqueador solar debe ser de alta calidad y recomendado por un profesional.

Compartir

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *